La resiliencia de la profesora Emilia Córdova posibilita continuar y transformar la educación en Cabo Pantoja

La profesora Emilia Córdova trabaja en la Institución Educativa Primaria 64790 ubicada en Cabo Pantoja, Ucayali a 5 horas del puerto de Yarinacocha. “Llegar a esta escuela no es fácil”, nos comparte. La profesora sigue una ruta de tres tramos: un bote, una “Kubota” (tractor antiguo) y finalmente otro bote. A pesar de ello la profesora Emilia tiene 10 años enseñando en esta escuela, y nos dice sonriendo que eligió la carrera de docente para compartir lo que sabe con los niños.

1. La IE 64790 de Cabo Pantoja, Ucayali

La profesora Emilia Córdova trabaja en la Institución Educativa Primaria 64790 ubicada en Cabo Pantoja, Ucayali a 5 horas del puerto de Yarinacocha. “Llegar a esta escuela no es fácil”, nos comparte. La profesora sigue una ruta de tres tramos: un bote, una “Kubota” (tractor antiguo) y finalmente otro bote. A pesar de ello la profesora Emilia tiene 10 años enseñando en esta escuela, y nos dice sonriendo que eligió la carrera de docente para compartir lo que sabe con los niños.

La IE 64790 es una escuela unidocente multigrado, lo cual significa que alberga niñas y niños de diferentes edades de 1ero a 6to grado a cargo únicamente de la profesora Emilia, quien cumple el rol de docente, directora, administrativa, y más en la escuela. Usualmente cuenta con 8 niños matriculados.

Cabo Pantoja es un área de extrema pobreza. Las familias se dedican como actividad principal a la pesca y muchas veces requieren que sus hijos apoyen en el trabajo. Parte de la gestión de la profesora Emilia involucra dialogar con las familias y líderes comunitarios para promover la asistencia de niños y niñas a la escuela.

“Ahora somos como una escuela de zona urbana y los estudiantes se sienten felices de venir a la escuela.”

Antes del 2015,  la escuela contaba con infraestructura precaria. La profesora logró gestionar recursos con el Municipio para mejorarla y darles comodidades como luz, agua y servicios higiénicos a los estudiantes. 

2011
2015 hasta hoy

Cabe resaltar que en las zonas rurales del Perú sólo un 28.2% de hogares acceden al conjunto de estos servicios de electricidad, agua potable y saneamiento vs un 82,6% de los urbanos (INEI: ENAHO 2016). Por lo mismo es que los estudiantes se consideran privilegiados al acceder a estos servicios.

La profesora nos indica que la ruralidad de Cabo Pantoja también es perjudicial para la trayectoria educativa de los estudiantes. Los niños y niñas no cuentan con una escuela secundaria donde continuar sus estudios cuando egresan de la IE 64790. Por lo mismo, varios no continúan sus estudios y otros se ven obligados a mudarse a Pucallpa lo cual les perjudica emocionalmente pues los aleja de sus familias. Enfatiza que las niñas son las más perjudicadas pues, por miedo a los riesgos que corren, los padres no las envían a la ciudad.

Ella ha intentado gestionar la apertura de un local de secundaria pero “la cantidad de estudiantes no lo justifica”, suele ser la respuesta. La profesora espera que la transformación digital en el 2021 abra nuevas oportunidades para abrir servicios de educación secundaria en la comunidad.

2. La resiliencia como motor de la transformación digital

“Cuando inició la cuarentena los niños tuvieron miedo… tuve que probar diversas estrategias para aprender en casa… no funcionó

La profesora Emilia intentó, primero, repartir las laptops XO a los estudiantes para que las llevaran a casa. Sin embargo, no funcionó pues los hogares no contaban con energía eléctrica para cargar las laptops XO ni con internet. Luego, intentó enviarles contenido en USB pero los padres y madres de la zona no tenían la capacidad para apoyar a los estudiantes. La mayoría no ha terminado la educación primaria. Sin embargo, los padres le pedían que por favor apoyara a los niños porque “ellos quieren estudiar”.

Ya entrado el mes de Mayo, la profesora Emilia estaba embarazada y seguía intentando estas estrategias a distancia pero se enfermó de COVID-19. Ella estaba en la comunidad pues no pudo regresar a la ciudad de Pucallpa así que se refugió sola en Cabo Pantoja hasta que sanó.

Caracterizada por su resiliencia, pasada la crisis, la profesora recobró fuerzas y encontró la solución. La profesora Emilia reabrió la escuela dividiendo la clase en grupos pequeños. De este modo, conversó con los padres para armar dos grupos en diferentes horarios con los 6 niños que están activamente estudiando.

“Desde las 8:00am traigo todos mis aparatos: la impresora, la laptop, mi celular y mi TV para poder a ellos prestarles y que seguir sus estudios

Sin embargo, no volvió a las sesiones presenciales regulares. La profesora logró una experiencia de aprendizaje digital mediante la integración de recursos tecnológicos. Actualmente utiliza los guiones de las sesiones radiales de Aprendo en Casa y ha innovado integrando la investigación por internet para desarrollar los temas. Pone a disposición todos sus recursos tecnológicos y usa como módem de internet su propio celular. De este modo, “los estudiantes se interesan más”, nos dice Emilia. Ellos buscan en google, graban su voz en el whatsapp, se escuchan a sí mismos e investigan a partir de ello.

En ningún momento nos han abandonado los de la UGEL” resalta la profesora  pues le brindan asesoría constante. Todos los viernes se reúne de manera virtual con una asesora de la UGEL que le comparte los guiones de Aprendo en Casa y brinda capacitaciones de diferentes herramientas virtuales. “La tecnología nos ha unido” dice la profesora pues el internet ha hecho posible este acercamiento que antes no sucedía.

3. Estrategias pedagógicas 

La pasión de la profesora Emilia por la educación es evidente cuando habla acerca del desarrollo cognitivo y emocional de sus estudiantes. Su práctica pedagógica apunta no solo a la obtención de hitos académicos por parte de sus estudiantes, sino también al desarrollo de su autonomía, seguridad, y mentalidad de crecimiento. 

Al verse enfrentada con el cierre de escuelas y las limitaciones de su contexto, la profesora acudió a las familias de la comunidad para promover un diálogo más directo y para diseñar una estrategia conjunta de enseñanza. Esta estrategia tiene a la tecnología como un elemento clave para que sus estudiantes tengan la oportunidad de acceder a información y contenidos educativos, siempre acompañados por parte de padres y madres de familia en el uso de estas herramientas. 

Para la implementación de sus estrategias pedagógicas, la profesora Emilia parte de una cercanía y análisis del contexto donde viven sus estudiantes, incluyendo la cultura y roles sociales que se desarrollan en la comunidad. A partir de este diagnóstico, por ejemplo, no cuenta acerca de cómo usa aplicativos de grabación de voz y la opción de búsqueda por voz en Google para desarrollar habilidades comunicativas en sus estudiantes.

4. Buenas prácticas para compartir: Uso de la tecnología para desarrollar habilidades comunicativas

  • Contexto: niños de las zonas rurales “son temerosos” y “un poco tímidos” al expresarse de manera oral en aula y la vida familiar, por ello sus habilidades comunicativas no se encuentran desarrolladas según los estándares esperados 
  • Cada clase la profesora Emilia Córdoba permite el uso de celulares para que estudiantes graben sus voces mientras discuten los temas del día. 
  • Se escuchan las grabaciones de manera colectiva – se aclaran malentendidos, se resuelven dudas, se brindan pautas para mejorar la expresión oral, etc.
  • La profesora guía a sus estudiantes a navegar por internet para encontrar respuestas a preguntas pendientes haciendo uso de las opciones de búsqueda por voz en el buscador de Google. Sus estudiantes además muestran preferencia por YouTube para explicaciones más dinámicas.
  • La profesora expresa que esta simple actividad impacta el desarrollo de la confianza en sus estudiantes para intervenir de manera oral durante la clase. Al escuchar su propia voz van perdiendo el miedo a la vez que ganan confianza en el uso de entornos digitales.

5. Imaginando el futuro

“La tecnología va a tener que ir de la mano, más que nunca ahora, con la educación. En el 2021…va a estar presente ya siempre (…) Ahora nuestra tarea como maestros y como padres de familia es también enseñarle al niño a hacer el uso debido de la tecnología.” 

Al momento de nuestra conversación con la profesora Emilia en Octubre 2020, nos expresó tener aún una gran incertidumbre acerca de los procesos de cierre del año escolar, promoción, y reapertura. 

A pesar de no tener al momento lineamientos claros que guíen estos procesos, la profesora Emilia no duda de la importancia de continuar integrando tecnologías en el aula. Ella indica además que el desarrollo de habilidades digitales en sus estudiantes se realiza aprovechando al máximo cada recurso tecnológico disponible en los hogares de las y los niños. Es por esto que ella espera contar con la provisión tanto de las tablets para sus estudiantes como de los paquetes de datos gratuitos para docentes ofrecidos por el Ministerio de Educación. La profesora Emilia se encuentra capacitándose e investigando el uso de diferentes aplicativos para lograr que estos recursos sean utilizados al máximo para brindar experiencias de aprendizaje interactivas y motivadoras a sus estudiantes. 

Finalmente, la profesora nos cuenta que ella espera que el próximo año se tenga la oportunidad de reforzar capacidades y alcanzar metas de aprendizajes que no se lograron durante el 2020. Ella no cree en un “avanzar por avanzar”, sino que apuesta por un proceso de aprendizaje reflexivo y que acompañe al desarrollo integral de sus estudiantes.

6. Conclusiones

La profesora Emilia cree en el poder de la tecnología para unir ideas, esfuerzos, y personas. Y además en la importancia del uso de plataformas digitales para fomentar la curiosidad natural de las y los niños, y promover sus habilidades de investigación y aprendizaje autónomo. La admiración por los procesos de aprendizaje y descubrimiento que lideran sus estudiantes es uno de los motores para el desempeño de la prof. Emilia en su escuela unidocente. 

Asimismo, resalta su resiliencia como guía de su desempeño. Esto se ve reflejado en su gestión de oportunidades de desarrollo para ella y sus estudiantes, en su participación activa en redes profesionales para intercambio de experiencias, y en persistir en buscar soluciones para continuar con la educación a pesar de las adversidades.

Finalmente, esta historia nos lleva a recordar que en el Perú contamos con 12,095 escuelas primarias unidocentes multigrado castellano-hablantes. Muchos de los estudiantes de estas escuelas experimentan el problema de carecer de oferta de educación secundaria en la misma localidad. Por tanto, se ven obligados a abandonar la escuela al terminar la primaria (especialmente las niñas) o a mudarse de localidad para continuar su trayectoria educativa. 

Como consecuencia, hoy existen 3,315,666 de personas adultas en áreas rurales que no han culminado la educación básica (GRADE, 2019). Es urgente que las autoridades educativas generen estrategias que garanticen educación básica de calidad para todos y todas. La integración de lo digital puede abrir opciones de soluciones sostenibles. 

Referencias

Licencia Creative Commons
Esta obra de +educación.pe está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.