Las estrategias y retos de la profesora Solange para enseñar inglés a distancia de manera vinculante

Foto extraída de canal Youtube Solange Yparraguirre

El colegio Fe y Alegría #33 del Callao

El colegio Fe y Alegría #33 está ubicado en el distrito de Mi Perú, Ventanilla, en la región del Callao. El colegio cuenta con 1500 estudiantes aproximadamente y es integrado, es decir, cuenta con primaria y secundaria en el mismo local.
La red de colegios Fe y Alegría fue creada en 1966 por la congregación Jesuita en las zonas más vulnerables de Lima. Con el pasar de los años ha crecido en Perú hasta llegar a contar con 80 instituciones educativas, distribuidas en 21 regiones departamentos del Perú.

Los Colegios Fe y Alegría son colegios públicos de administración privada que se distinguen por priorizar el fortalecimiento docente y la calidad educativa. Por ello, los estudiantes de los colegios Fe y Alegría en promedio han evidenciado logros de aprendizaje más altos que otros colegios medidos por las pruebas censales nacionales.

A pesar de ello, varios de los colegios Fe y Alegría también carecen de recursos básicos como internet, agua y luz. Este es el caso del Fe y Alegría 33 donde trabaja la profesora Solange. Ella nos cuenta que estas carencias dificultan el trabajo con sus estudiantes.

La profesora Solange recién se unió a este colegio en el año 2020 en el rol de docente de inglés. Ella estaba a cargo  de enseñar a 130 estudiantes en primaria y 70 estudiantes en secundaria. Y, en su primer año, le tocó enfrentar los retos de la educación a distancia. 

La clase de inglés en Facebook

La profesora Solange resalta que la respuesta inicial en la emergencia, fue priorizar la continuidad de la enseñanza de las áreas de matemática y comunicación por parte del gobierno mediante la plataforma de “Aprendo en Casa”. Menciona que esto fue entendible por la emergencia pero, como profesora inglés, le hizo más difícil continuar con los aprendizajes.

En Aprendo en Casa faltaron contenidos y recursos para el área de inglés hasta julio del 2020. Por lo mismo, la adaptación del currículo, recursos y estrategias de enseñanza desde lo presencial hacia la educación a distancia quedaron en manos de cada docente. “No existían recursos disponibles para responder a este contexto”.

Al igual que la mayoría de docentes, la profesora Solange ha intentado utilizar diferentes herramientas digitales que le permitieran continuar con los aprendizajes como WhatsApp, InShot, entre otras. La novedad de esta historia es que fue Facebook la herramienta que mejores resultados le brindó. 

Mediante Facebook la profesora logró monitorear la producción académica de sus estudiantes y motivar su desempeño al aprovechar el elemento social de la plataforma. Ella decidió usar Facebook al ser una herramienta conocida y “cercana” a sus estudiantes.

Todo comenzó cuando la profesora Solange tomó la iniciativa de crear un grupo privado en Facebook llamado “ArtFlix” con el objetivo de que sus estudiantes pudieran compartir sus trabajos y utilizar el idioma inglés en un espacio motivador y altamente social, motivando los aprendizajes a través de proyectos artísticos. 

Además, invitó a madres y padres de familia para que sean parte de este espacio e interactúen con sus menores brindándoles palabras de aliento y valorando el esfuerzo que éstos mostraban. También invitó a las tutoras de las secciones y a la directora del colegio a ser parte del grupo de Facebook. 

Para mantener el grupo de Facebook dinámico y centrado en el desarrollo de aprendizajes, ella implementó las siguientes estrategias: 

  • Incluyó en el mismo grupo a estudiantes de diferentes secciones que en la presencialidad no interactuaban tan seguido o no se conocían, y así fortalecer vínculos entre la promoción.
  • Creó un cuadro de honor semanal “Champions of the week” (Campeones de la semana) para motivar la participación de sus estudiantes, especialmente como estrategia para enfrentar el ausentismo.
  • Creó otro cuadro de honor por aula, para motivar la sana competencia entre las diferentes secciones incluidas en el grupo de Facebook y para visibilizar el logro colectivo.
  • Empezó con la iniciativa “Magic words” (palabras mágicas) para promover una ciudadanía digital centrada en el respeto y la amabilidad.
  • Promovió el uso de diferentes formatos digitales para las actividades como imágenes, videos, y textos.

En esta transformación digital que la profesora Solange implementó resalta el énfasis primordial en el desarrollo del aprendizaje autónomo de sus estudiantes. Ella nos cuenta que es necesario “darles las herramientas para que (el estudiante) pueda organizar su aprendizaje según su contexto”. De esta manera, la profesora apoya a sus estudiantes a “apropiarse de sus propios aprendizajes” facilitandoles la reflexión de por qué están haciendo una actividad; cuánto están aprendiendo; qué tipo de apoyo necesitan; etc. 

Los retos de la educación a distancia

Además de la no priorización del inglés, la profesora Solange comenta que una de las principales dificultades del año 2020 fue contactar con sus estudiantes. Los dos primeros meses (marzo y abril) no tuvo contacto con más de la mitad de estudiantes. Al momento de la entrevista, en Septiembre 2020, la profesora Solange expresó que aún no le había sido posible contactar con un 10% de sus estudiantes. 

Al inicio notó que muchos estudiantes “no estaban interesados en el curso de inglés” y asumió que el ausentismo en su clase se debía a esa razón, pero luego conoció que este 10% de estudiantes tampoco estaba en contacto con las tutoras de aula. Varias eran las causas posibles: falta de conectividad, falta de equipos de trabajo apropiados, movilización hacia zonas rurales y/o falta de interés de padres y madres de familia.

Previamente a la pandemia, las madres y padres de familia estaban acostumbrados a que el colegio se encargue enteramente de la educación de sus hijos e hijas. La profesora Solange nos cuenta que incluso ella, en el principio de su carrera docente, “tenía esa idea de que todo lo tengo que hacer yo. La profesora se hace cargo de todo”. A partir de la pandemia, agrega, las familias tuvieron que asumir un rol más activo. Por tanto, cuando ella diseña sus recursos de aprendizaje, toma en cuenta que “la madre o el padre los tiene que entender porque sé que me va a ayudar a explicar al niño en casa”.

Otro reto a resaltar fue la sobrecarga de trabajo que produjo la educación a distancia. Por ejemplo, a cada actividad regular como preparar clases, dictar y corregir, se adicionan pequeñas tareas como confirmar la comunicación con los estudiantes (revisar si han visto los mensajes, realizar seguimiento, etc) y monitorear condiciones de conectividad (contaron con luz o no en el día, o les quedan datos en el celular durante la semana). Nos cuenta que “gestionar estas comunicaciones a veces toma el día entero” sobretodo cuando el padre o madre de familia espera que la docente esté disponible las 24 horas del día. 

Respecto a la preparación para enfrentar estos retos, la profesora Solange expresa que la oferta de cursos en línea ofrecidos por el estado y la UGEL “no conocían la realidad” de los estudiantes. Algunos presentaban herramientas digitales como Kahoot, Mentimeter, etc. que no se adaptaban a las limitadas condiciones de conectividad de los estudiantes. Ante la gran oferta de capacitaciones y la alta carga laboral, la profesora priorizó otros talleres más innovadores y dinámicos. Además, agregar que “muchos colegas que no se están preparando es porque están agobiados” por sus responsabilidades y las limitaciones de tiempo.   

Imaginando el futuro

La profesora Solange tiene una “mirada optimista” frente al año escolar 2021, lo ve como una oportunidad para una enseñanza más híbrida (…)”. Ella indica que valora los materiales producidos en Aprendo en Casa como bastantes completos; sin embargo la necesidad de contextualizar estos contenidos además de preparar estrategias para las sesiones presenciales será otro reto para las y los docentes. Expresa que ese proceso será una limitante al tiempo que se podría invertir en crear contenidos digitales atractivos y dinámicos. 

Por ejemplo, en el 2020 la profesora ha producido videos usando la aplicación InShot que luego publica en YouTube para acceso de sus estudiantes y de todos quienes quieran aprender inglés. Para estos videos incluso se ha disfrazado de diferentes personajes de modo que despierte la motivación de sus estudiantes. Ella indica que el año 2021 debería venir con oportunidades para crear materiales así y más.

Además, nos indica que otra herramienta efectiva que continuaría usando son los grupos de Whatsapp. Sin embargo, expresa la necesidad de contar con un número de teléfono para el trabajo y otro para su vida personal y de esa manera separar más efectivamente los límites entre ambas.

Por último, la profesora Solange aspira a que sus estudiantes desarrollen habilidades para crear su propio contenido multimedia y desea enseñarles herramientas que les permitan empoderarse y crear recursos para usar en el aula virtual. Nos comenta que hoy los estudiantes ya crean contenido para redes sociales, como TikTok, y que podría ser canalizado de modo que se integre al aula y se aproveche para fines educativos. 

Conclusiones

Considerando que Facebook es la red social más usada en las áreas urbanas del Perú y su uso está creciendo en zonas rurales es imperativo que las y los docentes se conviertan en referentes de un uso crítico y responsable de las redes sociales (y otras similares). A través de su experiencia, la profesora Solange nos demuestra que se puede fomentar el uso pedagógico de redes sociales y su creatividad para producir su propio material de modo que se fortalezca la participación y los aprendizajes de estudiantes.

Sin embargo, así como vemos en la profesora Solange a una docente innovadora y dedicada, también observamos a una docente sobrecargada por el trabajo. Así como ella, la mayoría de docentes han visto su carga de trabajo incrementada en esta pandemia, lo cual les ha generado conflictos en el balance de sus vidas profesional y personal. UNESCO recientemente ha publicado una guía para docentes donde se expresa la importancia de garantizar el bienestar socio-emocional de docentes antes, durante, y después de una crisis como la que seguimos enfrentando. Por lo mismo, recomendamos al Ministerio de Educación priorizar este tema en sus estrategias del año escolar 2021 con el fin de garantizar el bienestar de nuestros docentes.

Canal Youtube Solange Yparraguirre

Licencia Creative Commons
Esta obra de +educación.pe está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.