Kevin Laura, el profesor que transforma la enseñanza de inglés en Tacna

El profesor Kevin Laura se dedica a la docencia de inglés en la escuela pública en Tacna y a la formación de futuros colegas en la universidad. Su trabajo en docencia se ha potenciado a través de la investigación. Mientras el profesor enseña inglés a los adolescentes logra promover también el reconocimiento del aymara, la lengua originaria de la mayoría de sus estudiantes. Asimismo, el profesor Laura utiliza diversas herramientas tecnológicas y recursos desarrollados junto a sus estudiantes universitarios para lograr los aprendizajes de sus estudiantes de secundaria.

Imagen cortesía del prof. Kevin Laura

El profesor Kevin Laura tiene 26 años y es docente de inglés. Actualmente está cursando su segunda maestría y un doctorado simultáneamente. Además, es investigador de Concytec y cuenta con artículos académicos publicados a partir de su práctica docente. Kevin enseña en la IE Prócer Manuel Calderón de la Barca, en Tacna y alterna las clases en la escuela con el dictado de pedagogía y cursos de investigación en la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann, la Universidad Privada de Tacna y la Universidad San Martín de Porres, en Lima. Él está convencido de que su labor docente se enriquece al buscar generar sinergias entre el espacio universitario y el escolar. 

Desde el 2018, Kevin enseña inglés a los cinco grados de educación secundaria en la IE Prócer Manuel Calderón de la Barca, donde estudian alrededor de 98 estudiantes. La escuela fue creada en el 2016 en el distrito Gregorio Albarracín. Hasta antes del cierre de las escuelas, funcionaba en un local comunal, pues cuenta con pocos recursos económicos. Asimismo, la población que acude a esta escuela también enfrenta carencias. Casi la totalidad de la población estudiantil proviene de familias migrantes de Puno. Por eso, muchos estudiantes hablan aymara, aunque, nos cuenta el profesor que por lo general, sus estudiantes no dicen abiertamente que son hablantes aymaras.

Imagen cortesía del prof. Kevin Laura

El tránsito a la educación a distancia

A pesar de las circunstancias de carencia que atravesaban sus estudiantes, la transición a la educación remota no fue del todo problemática porque Kevin ya había trabajado con sus estudiantes con recursos tecnológicos en la presencialidad. Así, durante los primeros años en la escuela, el docente llevaba su propia laptop y los estudiantes hacían fila para jugar con programas mientras aprendían inglés. Kevin les permitía explorar los programas en la computadora para fomentar su confianza en el uso de la misma. 

El profesor Kevin considera que el uso del video ayuda a generar la sensación de cercanía y acompañamiento en sus estudiantes en el contexto de la educación remota. Por ello, empezó grabando pequeños videos para sus estudiantes que enviaba por WhatsApp, en lugar de enviar solo audios. Luego desarrolló un canal privado en YouTube para compartir sus clases con sus estudiantes. A través de estos recursos, el profesor procura motivar a sus estudiantes para que pierdan el miedo a hablar en inglés. Además, utiliza YouTube como canal para brindar retroalimentación a estudiantes.  

Imagen cortesía del prof. Kevin Laura

Sus clases a distancia se adecúan a los módulos que ha venido trabajando a lo largo de sus años de experiencia. En ellos, gradúa y contextualiza la información que brinda a sus estudiantes de acuerdo a su nivel de progreso. De acuerdo a su experiencia, su estrategia pedagógica más exitosa ha sido fortalecer el vocabulario de los estudiantes en los dos primeros grados, trabajar los contenidos de Aprendo en Casa con los de grados medios y concentrarse en fortalecer las competencias que los estudiantes de quinto de secundaria requieren de acuerdo a cómo proyectan sus trayectorias educativas. La experiencia que Kevin tiene como docente universitario le permite identificar qué es lo que sus estudiantes necesitan para desarrollar con éxito sus perspectivas académicas.

Enseñar inglés con tecnologías online y offline

En sus clases, Kevin siempre ha hecho uso de herramientas tecnológicas. Así fue como en el 2015 descubrió JClic, un programa que permite la creación de actividades educativas de manera lúdica con el que desarrolló ejercicios para reforzar vocabulario de sus estudiantes. Más adelante, utilizó la herramienta Quizit para fortalecer las clases de Aprendo en Casa e incentivar a sus estudiantes a hablar no solo en inglés sino también en aymara. Esta herramienta sirve para plantear preguntas a los estudiantes que pueden responder de manera simultánea, lúdica e interactiva. 

En 2018, junto a un colega suyo, desarrolló un recurso offline con Hot Potatoes. Esta herramienta permite crear evaluaciones o ejercicios para un aprendizaje interactivo. Las actividades están pensadas para ser presentadas en conjunto de acuerdo a la experiencia de aprendizaje que se trabaje. La ventaja del software desarrollado por el docente es que no requiere conexión a internet para funcionar. Puede ser descargado en un USB e instalarse en cualquier computadora. Actualmente, Kevin está formando alianzas con ingenieros para hacer el programa accesible en teléfonos inteligentes.

Imagen cortesía del prof. Kevin Laura

Para evitar generar preocupaciones en las familias de sus estudiantes por conseguir conectividad, Kevin prefiere trabajar con las versiones asíncronas de las herramientas digitales. También graba en CDs sus materiales audiovisuales. En el caso de aquellos estudiantes que no cuentan con una computadora, el profesor prepara fichas de aprendizaje con los recursos ya desarrollados en las herramientas tecnológicas.

El reconocimiento del aymara mediante la enseñanza de inglés

“…sé qué tipo de competencias tiene que tener un estudiante. No todo es memorismo, no todo es repetir”

Como parte de su estrategia pedagógica, el docente se concentra en atender la dimensión emocional de sus estudiantes. Parte de este trabajo ha sido desarrollado durante la presencialidad, especialmente en la aceptación que Kevin ha mostrado por la lengua materna de muchos de sus estudiantes, el aymara. El docente se dio cuenta de que, a pesar de hablar aymara, los adolescentes se resisten a comunicarse en su lengua materna en la escuela. Sin embargo, cuando Kevin usaba una palabra aymara incorrectamente, sus estudiantes lo corregían. Por medio de Quizit también fomenta el uso del aymara dentro del aula aprovechando el anonimato que la herramienta permitía,  lo cual es muy importante en contextos donde impera la vergüenza idiomática. La historia de la colonización del Perú ha genearado que las lenguas originarias sean asociadas con representaciones de atraso o ignorancia, motivo por el que sus mismos hablantes se rehúsan a ponerla en práctica para evitar ser discriminados. 

Aunque la dimensión cognitiva es muy importante, Kevin sostiene que la formación en valores, el pensamiento crítico, y la capacidad para que el estudiante pueda expresar sus opiniones de manera articulada son aspectos que se valoran una vez que los adolescentes dejan la escuela y continúan con sus trayectorias educativas. El uso de las herramientas tecnológicas le ha permitido también fomentar en sus estudiantes el aprendizaje autónomo, capacidad altamente valorada dentro de la educación superior y el ámbito laboral. El profesor reconoce que tiene un gran compromiso con sus estudiantes, sobre todo con aquellos que son catalogados como problemáticos, pues su experiencia como docente tutor le ha demostrado que, con un poco más de dedicación, ellos suelen mostrar cuán talentosos son realmente. Para lograrlo, el profesor procura recoger los intereses de sus estudiantes y vincular el inglés con estas expectativas para motivarlos a aprender. 

Sinergias entre el aula escolar y el espacio universitario

Kevin considera como una fortaleza su experiencia como docente en educación superior y en la escuela. La universidad le permite profundizar en la faceta con la que más se identifica, que es la de investigador, y reflexionar acerca de su práctica docente dentro de la escuela. Por eso, sus experiencias dentro de su práctica docente son el insumo para sus investigaciones, las cuales alternan en torno de la docencia escolar y la universitaria. Además, este ejercicio le permite difundir las buenas prácticas en un entorno más amplio. 

La mayoría de sus horas como docente universitario las dedica a la Universidad Nacional, donde enseña a sus futuros colegas. Es así que el año pasado elaboró con ellos material didáctico para la enseñanza de inglés como lengua extranjera a los chicos de educación básica. Este libro contiene historias para motivar a los estudiantes a leer en inglés y están específicamente contextualizadas de acuerdo con la realidad de la región. Actualmente se encuentran en busca de una editorial interesada en publicar este libro. Asimismo, está desarrollando un app para la enseñanza de inglés como parte del proyecto de tesis de una de sus estudiantes. 

Conclusiones

Imagen cortesía del prof. Kevin Laura

La experiencia del profesor Kevin Laura nos muestra la importancia de la articulación entre dos facetas: la docencia y la investigación. Aunque la investigación no es un requisito para ejercer la docencia, el caso del profesor Laura hace evidente que estas son dos dimensiones que se potencian entre ellas. Para la investigación, la docencia es el insumo básico para la producción de artículos académicos y, por su parte, la docencia se enriquece de la investigación pues esta promueve una actitud innovadora que implementa prácticas que pueden impactar positivamente en el aprendizaje de los estudiantes.

Asimismo, la sinergia con otros espacios de educación, como la educación secundaria, muestra muchas oportunidades para potenciarse. De esta manera, la experiencia con los estudiantes universitarios del profesor Kevin es evidencia de que el vínculo con la educación básica los motiva y les ofrece un espacio para implementar sus proyectos. Los estudiantes se enriquecen con este intercambio porque están en contacto con prácticas novedosas y que son resultado de una discusión colegiada.

De acuerdo con la experiencia del profesor Laura, el uso de herramientas tecnológicas favorece el aprendizaje de los estudiantes no solo en idioma inglés, sino que también ofrece un entorno motivador para que los estudiantes abracen su identidad cultural a través del fomento de su lengua materna. Esto impacta positivamente en la autopercepción de los estudiantes y en la revalorización de las manifestaciones culturales de culturas no hegemónicas. 

Otra ventaja del uso de herramientas tecnológicas para el aprendizaje es que estas fomentan la autonomía de los estudiantes, quienes interactúan directamente con distintos programas en un nuevo entorno tecnológico. Esta oportunidad es importante para que ellos desarrollen competencias que les permitan continuar sus aprendizajes a lo largo de sus vidas. 

Créditos

Autora: Angela Santur

Editora: Carla Gamberini

Perfil del autor

Consultora en temas de educación y desarrollo con enfoque de género. Tiene más de 7 años de experiencia en docencia universitaria. Es magíster en Desarrollo Aplicado por la Universidad de Queensland, Australia y licenciada en Filosofía por la PUCP. Es socia fundadora de la asociación Peruvian Alumni of Australia.